miércoles, mayo 23, 2007

¿Dónde está Wally?


Este es un juego en el que, al interior del post ¿Sinceridad o sincericidio? algunos argumentos se hallan ocultos detrás de otros. El autor, conocido como SEXOLOGO, me ha pedido amablemente que encuentre uno en particular, a saber: "los demás saben mejor qué es lo que uno mismo debe conocer o ignorar".

He aquí el procedimiento mediante el cual he dado con esta especie de Wally argumental:

1. "La infidelidad no hace daño, lo que hace daño es saberlo." (SEXOLOGO)
2. "Un síntoma de madurez es saber prever las consecuencias de nuestros actos antes de realizarlos." (SEXOLOGO)
3. "Mentir no siempre es malo, dependerá de las consecuencias que tenga esa mentira." (SEXOLOGO)
4. "La pauta de actuación debería ser siempre hacer el menor daño posible, tanto a uno mismo como a los demás." (SEXOLOGO)
5. El imperativo categórico expuesto en 4 exige a toda persona comportarse de tal modo que minimice el daño de sus actos.
6. De 3 se sigue que la mentira puede ser una herramienta para el control de daños, dado que la mentira no es mala en sí misma sino que tal juicio depende de las consecuencias que aquélla tenga.
7. Pero entonces, ¿quién decide, en 3, si las consecuencias eximen al mentiroso? La respuesta la da SEXOLOGO en 2: todo individuo maduro. Pues, en efecto, una de sus facultades como tal es discernir si las consecuencias de una mentira dicha por él serán dañinas o benignas.
8. La mentira es una versión alterada, incompleta o totalmente distinta de la realidad, de lo que ha sido un hecho. Esto no lo explicita el texto, pero es un marco común de la cultura occidental (dentro de la que se circunscriben el texto y el autor mismos). Si fuese otro el caso habría una aclaración al respecto dentro del mismo texto. No hay tal.
9. En 1 se plantea un axioma que, en realidad es una particularización de este otro: "X no hace daño, lo que hace daño es saberlo." Nótese que tal afirmación (la original) ha sido planteada sin sustento alguno, por eso se trata de un axioma. Sin embargo, por 7, nos queda claro que toda persona madura sabrá sustituir X en el axioma generalizado por algún concepto que no anule su validez.


[Ahora todo es cuesta abajo.]


10. Supongamos que se tiene a un individuo maduro. Llamémosle JUAN.
11. Su comportamiento le presenta un dilema que involucra uno de esos conceptos X que podrían dañar a un tercero, digamos ANA.
12. Por 9, JUAN sabe que mientras ANA no se entere, no recibirá ningún daño.
13. Por 8, JUAN sabe que una mentira impediría que ANA supiera acerca de X.
14. Por 7 y 10, JUAN es capaz de reconocer que tiene derecho a mentir.
15. Por el imperativo categórico 4, que lo obliga a minimizar el daño causado a ANA, así como por 12 a 14, JUAN no sólo tiene el derecho sino, además la obligación de mentirle a ANA y lo hace.
16. De 8 y 15, se sigue que JUAN sabe mejor que ANA lo que a ésta le conviene o no saber. [Porque para tomar la misma decisión, acerca de lo que ella misma debería saber, ANA tendría que estar enterada de X. Pero eso le causaría un daño y no habría forma de impedirlo. Por lo tanto ella no puede saber qué es lo mejor para sí misma. Pero JUAN sí.]
17. Y todos somos JUAN cuando es nuestro el proceder con el dilema que involucra un concepto X. Y todos somos ANA cuando le toca a otra ser JUAN y a uno estar en posibilidad de ser dañado por los actos de éste.
18. Por lo tanto los demás saben mejor qué es lo que uno mismo debe conocer o ignorar.


Voilà. Mi estimado SEXOLOGO, ¿que dónde lo has dicho? Pues en TODO tu texto.

1 comentario:

Cielo dijo...

¿Por qué negarle a cualquier individuo la posibilidad de decidir?
No es un daño "ajeno" el que estás evitando con una mentira, al contrario.
En fin, creo que aquí no es el espacio para vertir mi forma de pensar con respecto del post de SEXÓLOGO, pues ahora la discusión es otra.
Sí, mi opinión cuando leí "¿Sinceridad o sincericidio?" fue casi la misma que tú expresaste y yo encuentro tu "Wally argumental" muy atinado. Considero que SEXÓLOGO debe estar agradecido porque tuvo una respuesta lógica, auténtica y razonable. Pero me encantaría conocer cómo es que sustenta que no dijo lo que sí dijo, después de la impecable argumentación que hiciste.